En una requisa sorpresiva realizada en una de las cárceles bonaerenses ubicada en Florencio Varela, personal penitenciario secuestró 77 celulares, 52 elementos cortopunzantes, estupefacientes, dinero, una cámara webcam y hasta vestimenta de mujer en una de las celdas, por lo que se investiga si esas prendas iban a ser utilizadas para un intento de fuga.
El procedimiento se llevó a cabo en la madrugada del miércoles último en la Unidad 42 por más de 60 efectivos de la Dirección General de Seguridad del Servicio Penitenciario Bonaerense, los que contaron con el apoyo de la Dirección de Operaciones, el DOE y la División Perros.
La requisa general de todas las celdas y pabellones se extendió por más de seis horas y los agentes lograron incautar una importante cantidad de elementos que no están permitidos en los penales.
«El objetivo de este tipo de procedimientos es colaborar con el personal de los penales en las tareas de requisas y así evitar hechos de violencia hacia los agentes penitenciarios y entre los propios detenidos», explicó uno de los encargados del operativo sorpresa.
Cabe destacar que ‘Draco’ un labrador especialmente preparado para detectar estupefacientes logó descubrir unos envoltorios con marihuana dentro del sector penal, por lo que el estupefaciente fue puesto a disposición de la fiscalía en turno.
Asimismo se informó que se investigaba la forma en que todo eso ingresó a la cárcel burlando los controles de la misma.carcel 1carcel2