Tras la escandalosa detención del urólogo Pablo Francisco Colacci en una clínica de La Plata, tal como informáramos ayer, ahora el alcance de las tropelías del profesional médico han superado las 10 víctimas.

Pero la Justicia quiere saber si, además de las clínicas donde trabajaba el urólogo, su paso por el hospital ‘Evita Pueblo’ de Berazategui pudo haber dejado otras víctimas del abusador preso.

Las versiones recogidas en el ámbito del nosocomio de Ranelagh, decían que la dirección del mismo había prohibido a Colacci atender a solas en el consultorio donde trabajaba, de manera que siempre había otro médico o un auxiliar. De confirmarse esta especie, la fiscal actuante,  Betina Lacki, deberá evaluar el accionar del director del hospital Rodrigo Castañeda, ya que quedaría en evidencia un conocimiento de las acciones de Colucci para con sus pacientes, lo que debió haber significado el inmediato apartamiento del profesional, y no simplemente un ‘accionar vigilado‘.

La Policía de Investigaciones que detuvo a Colacci, ahora investiga su hubieron abusos en el nosocomio local.

foto: el urólogo Colacci (sin guardapolvo, a la izquierda)  junto al director del Evita Pueblo, Rodrígo Castañeda en el despacho del jefe hospitalario, y junto a otro médico.