A raíz de las denuncias de vecinos sobre las actividades de ‘cartoneros’ que usaban carros tirados por caballos en condiciones lamentables, la subsecretaría de Tránsito al mando de Gustavo González realizó rápidos operativos que permitieron ubicar dos carros.

Con el apoyo policial, las autoridades municipales labraron las correspondientes actas de secuestro retirando los equinos que fueron conducidos a Zoonosis municipal para su control y alimentación, ya que el estado de los mismos eran lamentables.