La caída de un poste de luz sobre una vivienda, despertó la alarma del barrio ante el inminente peligro que ello representaba.

El incidente se produjo en la calle 22 entre 135 y 136, debiendo intervenir la Comuna, la Policía y Edesur. Felizmente no hubo que lamentar víctimas.