Un conductor ebrio no solo circulaba con niveles de alcohol muy superiores a los valores permitidos, sino que carecía de licencia de conducir y del Seguro obligatorio.

Cuando fue interceptado en 144 y 26 durante un operativo de Fiscalización de Tránsito, el irascible sujeto atacó a golpes a la Policía, aparte de evidenciar un elevado estado de alcoholemia, por lo que fue detenido y conducido a la comisaría Primera de Berazategui.

Cabe señalar que el sujeto no poseía licencia porque la Municipalidad de Berazategui se la había secuestrado hacía aprox. 1 mes por el mismo motivo, conducir ebrio.