Mientras tanto, y en el mayor de los silencios, supimos que hubo una entrevista que -sin dudas- conmoverá las bases radichetas el año que viene, entre un chasqui provincial y un dirigente local.
Los que espiaron detrás de la cortina, aseguran haber visto que un enviado de Vidal mantuvo una larga charla con un conspicuo dirigente radical (cuyas inicial serían M de Mario y R de Rait…) analizando juntos, el desastre de la UCR local y los planes que la fuerza macrista tiene para la que viene, y -dejaron entrever- que ‘alguien’ ya anotició a la gobernadora -o a su equipo- sobre lo positivo que sería llevar en la lista el año que viene, a un radical sano, que no se arrastra ni pelea por ocupar una banca, y a quien nadie puede enrrostrarle que haya andado saltando de aquí para allá buscando aeropuesto donde aterrizar… ¿Será?Raitman