Luego del acto del radicalismo ‘no oficia

lista’ en Tucumán, donde unas 6 mil personas participaron de un Encuentro Popular bajo el lema «Por la Democracia Social!», el denominado espacio progresista trabaja para el lanzamiento oficial a nivel nacional.
Será el próximo 1 de noviembre en el Palacio Alsina de la Ciudad de Buenos Aires, y tendrá como principales oradores a los referentes del sector: Ricardo Alfonsín, ex diputado nacional-UCR; la ex legisladora por el GEN, Margarita Stolbizer y el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz.
El «Encuentro Progresista» aspira a convertirse en una alternativa de centroizquierda moderada, aseguraron los organizadores, cuyas bases fueron adelantadas por el propio Alfonsín en tierra tucumana, cuando pidió a los presentes: «Sigan las ideas, no sigan cargos, porque el poder sólo sirve al servicio de las ideas».
En el mismo encuentro, el ex legislador radical apuntó contra la conducción partidaria, asegurando que «le decimos al `radicalismo oficial´, a ver si se acuerdan, que el principal adversario de la Unión Cívica Radical, del resto de los partidos populares y de la Democracia Social, es el capitalismo salvaje, el capitalismo desvinculado absolutamente de la ética social, el capitalismo egoísta e individualista del `sálvese quien pueda´, y su fundamento teórico e ideológico: el neolibe-ralismo» expresó, durísimo, el hijo del ex presidente argentino Raúl Alfonsín.
DOCUMENTO
Tras el encuentro, se dio a conocer un documento, concensuado por los diversos espacios, bajo el título ‘Declaración de Tucumán hacia la Democracia Social’, con la pretensión de convertirse en «el punto de partida para construir un Movimiento Socialdemócrata Nacional donde, junto al radicalismo, confluyan otros sectores políticos, organizaciones sociales, y del trabajo y la producción afines. Este movimiento socialdemócrata debe ser una opción para el próximo turno electoral y el camino virtuoso hacia el futuro».