No poca conmoción causó en la comunidad la inesperada decisión de Gabriela Mateos, fiscal a cargo de la UFI N° 3 de Berazategui, quien hace pocos días atrás ordenó que el pistolero Alan Emanuel García, que intentó asaltar y asesinar a un oficial de Policía en Ranelagh, sea liberado de inmediato tras solo 48 horas de haber estado detenido.

El grave incidente armado se produjo cuando García no solo intentó asaltar al oficial policial, sino que disparó el arma para matarlo. El hecho se produjo en la intersección de la Av. Milazzo y calle 259 de Sourigues, cuando circulaba en su moto particular el oficial de la Policía Bonaerense, quien fue abordado por dos’ motochorros‘.

Éstos le apuntaron con la intención de robarle la motocicleta, ante lo cual el oficial se identificó como policía y sacó su arma reglamentaria. El efectivo policial y los delincuentes intercambiaron disparos, resultando García herido en la cabeza y quedó tendido en el asfalto y debió ser trasladado al hospital «Evita Pueblo» mientras que su cómplice pudo escapar del lugar. Al día siguiente el prófugo fue detenido en un allanamiento policial.

48 horas después del intento de homicidio contra un oficial de Policía, la fiscal ordenó la liberación de ambos delincuentes, sembrando desconcierto no solo en las fuerzas policiales, sino también en el ámbito de la Fiscalía Descentralizada de Berazategui donde era inocultable el descontento con la decisión de la fiscal Mateos.