Nos dejó en estos días, un verdadero ‘señor’ de la política, hombre respetado, honorable y de códigos, Juan Carlos Duckardt.
Parte de la historia del Peronismo de Berazategui desde los ‘70, Duckardt siempre estuvo en el justiciaDuckardtlismo, y armó una gran y respetada familia, cosechó amigos y disfrutó de su buen nombre hasta que Dios lo llevó al descanso.
Vaya nuestro acompañamiento para los suyos, y el gran recuerdo de haber conocido un hombre tan íntegro.