Siguen preguntándose mas de uno, cómo se cerró el contrato -en octubre ppdo- de alquiler de la propiedad en la calle 105 entre 8 y 9 (expte 3644/2018) que figura como depósito de máquinas viales en la zona, y cuyo albaceas -que aparece en el contrato- es Juan José Marothi, con domicilio en 112 entre 3 y 4.
El problema es que el firmante del contrato (que dura hasta 2020) es el dueño de la empresa inmobiliaria «D&B Hoovers» fundada por Gary Hoover y Patrick Spain en 1990 y es una empresa estadounidense de investigación comercial, lo que llama a plantearse si el contrato fue transparente ante el Concejo Deliberante, ya que figura a nombre del propietario de la firma en la zona -que no vive alli- cuando en realidad de trata de una multinacional instalada en distintos países…