En las últimas horas, se conoció que los integrantes de la peligrosa banda que sometía mujeres, inclusive menores, y trabajaba con pornografía infantíl, que fuera detenida por investigadores de la Distrital de Berazategui al mando del crio. Inspector Juan Cardozo, con la supervisión del fiscal N° 1 del partido Dr. Daniel Ichazo, quedó en libertad por «cuestiones de competencia» entre el juzgado de Garantías quilmeño interviniente, y el juzgado Federal de Quilmes.

Las ‘desaveniencias’ entre ambos juzgados, terminó por liberar a los detenidos que ayer fueron atrapados por la Policía por integrar una organización que capturaba menores y mujeres mayores, para esclavizarlas sexualmente y someterlas a la prostitución en un lujoso ‘privado’ de Recoleta.

Los procedimientos se desarrollaron en ese barrio capitalino, en Ezpeleta y Berazategui, secuestrándose material erótico, videos, armas de fuego, anotaciones y elementos probatorios de la actividad ilegal.

Sin embargo, las actuaciones llevadas adelante por el fiscal Ichazo ante el juzgado de Garantías del Dr. Goldberg, chocaron de frente contra la jurisdicción que -por el tono de los delitos- corresponderían al juzgado Federal de Quilmes. Este increíble desacuerdo, demandó que los malandras quedaran todos en libertad…