El haber mínimo de $9.309,10, subirá en marzo a $ 10.410 y en junio ascenderá a $11.534; el incremento alcanzará a casi 18 millones de beneficiarios.
A partir del próximo mes, jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo cobrarán sus haberes con un incremento del 11,83% y, a partir de junio, con una suba del 10,8%. La medida también alcanza a las asignaciones familiares y a aquellos que cobran pensiones no contributivas.
De este modo, el haber mínimo de $9.309,10, subirá en marzo a $ 10.410 y en junio ascenderá a $11.534.
Se prevé que esta suba, que en promedio será del 23,9%, será mayor a la inflación del primer semestre, una buena noticia teniendo en cuenta los 19 puntos de pérdida salarial sufrida por este sector el año pasado.
Durante el 2018, jubilaciones y prestaciones tuvieron un incremento del 28,46% frente a una inflación que terminó en torno al 47,6%.
De acuerdo al Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que realiza el Banco Central a partir de consultoras privadas, la inflación debería reducirse en los próximos meses.
De este modo los beneficiarios recuperarían parte del poder adquisitivo que perdieron el año pasado.