La constante búsqueda de un peligroso pistolero que venía asolando distintos barrios de Berazategui, a través de investigaciones del Gabinete Criminológico de la comisaría 5ta. de El Pato, permitió finalmente detener al delincuente buscado.
En un puntilloso trabajo coordinado por la Departamental Quilmes y la Jefatura Distrital de Berazategui, las operaciones fueron coordinadas por el crio. Inspector Paola, subjefe distrital y subcrio. Rojas, subjefe de la 5ta. El Pato, y tras ubicar al pistolero en el vecino partido de Quilmes, la U.F.I y J N° 02 y el Juzgado de Garantias N° 04 ambos del Departamento Descentralizado de Justicia de Berazategui emitieron las respectivas órdenes de allanamiento que permitieron centralizar la detención del malandra en una vivienda de la calle Posadas al 5000 de Ezpeleta, donde se detuvo al pistolero que fue identificado Darío Maximiliano Ojeda, remisero de 27 años.
En el procedimiento, los efectivos policiales secuestraron distintos elementos probatorios de la actividad ilícita del detenido.
Fuentes policiales detallaron que con la caída de Ojeda, se esclarecerán varios delitos cometidos tanto contra comercios como contra la propiedad y personas, ya que el mismo venía asolando Berazategui desde hacía tiempo, y había costado encontrarle el rastro porque continuamente cambiaba de aguantaderos, hasta que una vigilancia constante de su casa, permitió detenerlo cuando, confiado, arribó a la misma.