Un operativo de interceptación selectiva del tránsito, llevado a cabo por la subsecretaría de Tránsito municipal junto con la Policía Local de Berazategui, permitió sacar del tráfico un irresponsable conductor que manejaba totalmente alcoholizado.

El operativo se llevaba a cabo anoche en Av. Eva Perón y 131 de Ranelagh, cuando observaron que un Peugeot 306 dominio CQC 313 violaba un semáforo en rojo y se desplazaba en forma preocupante. Al ser interceptado por los inspectores municipales, fue sometido a la prueba de alcoholemia.

Grande fue la sorpresa al comprobarse que su conductor, identificado como Fernando López, registraba 2.55 l/g (siendo el máximo permitido de 0,50) por lo cual el conductor fue detenido y su auto incautado.