El cura Julio Gassi, quien se encuentra detenido en Campana cumpliendo una condena de 15 años por los cargos de abuso sexual agravado y corrupción de menores, fue visitado por parte del Personal del Registro de violadores para extraerle un muestra de ADN.
La comitiva del Registro Nacional de Datos Genéticos (RNDG) realizó «de manera coercitiva» un hisopado bucal al sacerdote.
el cura Julio Grassi fue obligado a brindar una muestra de su ADN para que sea incluida en la base de datos del Registro de Violadores.
El personal del área de delitos contra la integridad sexual le practicaron un hisopado bucal, en la unidad 41 del Servicio Penitenciario Federal de Campana donde el sacerdote se encuentra cumpliendo una condena de 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores.