Si bien mucho se dijo sobre la apertura -ya a pleno- de una distribuidora gigante en Camino Gral. Belgrano, y que se dijo sobre distintos supuestos costos que se pagaron por la propiedad, en las últimas semanas corrió como reguero de pólvora una segunda especie sobre cómo se hicieron de esa propiedad, los actuales propietarios…
Hay quien apuesta triple contra sencillo que ahí hubo muy poca plata en efectivo. Dicen los que saben que hasta corrió mucha levadura (levando deudas…) y mucha cincha para lograr que la familia propietaria del lugar, termine desprendiéndose del enorme galpón, hoy en manos de un ex jefe de la SIDE y de un abogado local, ex oficial de policía bonaerense devenido en millonario.
No faltan los graciosos que nos mandan a jugar con Pablo y Pedro. «Sigan la historia de los Pica-piedras y sabrán to-da la verdad» nos dicen… GlupLos-Picapiedra