No pocos observadores y protagonistas consuetudinarios de la política local se mostraron sorprendidos por el ‘acting‘ ensayado días pasados por el abogado Nicolás Terrera, durante un encuentro ‘secreto‘ con una aspirante a concejal de ‘Cambiemos‘, del cual trascendió una foto que se habría hecho sacar él mismo.

Si bien la ‘sorpresano fue que Terrera, tras varias sonoras derrotas cosechadas en las elecciones a las que se presentó, intente ‘sacar los pies del plato‘, lo que no encaja -dicen- es que busque conchabo político en la fuerza ‘macrista‘. Y ello tiene como eje principal que su mujer, hija del legendario cacique varelense Julio Pereyra, Julieta, casi diariamente dispara con munición gruesa contra ‘Cambiemos‘ y hasta se da por hecho que será candidata a primer concejal en el vecino distrito.

Terrera naufragó varias veces en las aguas electorales, de la mano de Sergio Massa; luego intentó distintos acercamientos con el oficialismo, al punto de ‘aparecer mágicamente‘ en los partidos de la ADB en el tablón junto a Patricio Mussi.

También -aseguran- tiró currículums por las oficinas vidrieras de Valdéz, pero no tuvo hándicap suficiente y le regalaron la clásica chapita de ‘siga participando‘.

Ahora arregló una reunión en el bar del minishopping ‘Abril‘ con la aspirante a concejal de ‘Cambiemos’ Marisa Luero, lo que quedó plasmado en una instantánea que -aseguran- él mismo se hizo sacar