Siguiendo con la retahila del resquebrajamiento de ‘Cambiemos’, crece a pasos agigantados la versión que indica que la concejal Flavia Torrisi estaría «a punto caramelo…» de abrir su propio espacio, directamente identificado como ‘bloque UCR’ lo que ahondaría aún mucho mas la crisis de la fuerza vidalista en el distrito, que de esa manera se quedaría con Cuellas, Kunz y Passalacqua, ya que Vega -giacobbista- se escindiría de esta formación aunque no de ‘Cambiemos’.
Torrisi ya hace rato que viene avisando sobre su propio bloque, pero increíblemente, quien frenó que ‘Cambiemos’ no se siga haciendo percha, fue el propio oficialismo que le niega a la edil un espacio en la planta baja, en el mismo lugar donde le dieron bloque a ‘Chiquito’ Reyes (el primero que saltó el charco macris-ta) y a Marcos Cuellas, quien sigue perteneciendo a la bandera amarilla y negra.
No solo quedan al menos tres bloques sin usar -negados de entregar por el presidente del Concejo- sino que una de las oficinas señaladas, es usada por un subsecretario municipal, que nada tiene que ver con el Concejo Deliberante.
Apliquemos la Democracia como corresponde, muchachos…