El abogado Hugo López Carribero habló sobre la teoría que afirma que Cristina Fernández de Kirchner habría propuesto a Alberto Fernández como candidato a presidente para que dicte un indulto ante los delitos por los que pueda ser condenada.
López Carribero dijo que «Otra de las posibilidades, en el mismo sentido, sería obstruir la posibilidad de que se sancione la ley de Extinción de Dominio», aseguró. «En ese marco, ya anda circulando un rumor a través de las redes sociales que establece la posibilidad de un eventual indulto por parte de Alberto Fernández en una eventual sentencia condenatoria que podría sufrir la ex presidenta. Entonces, desde el punto de vista jurídico, es una posibilidad cierta, porque si Cristina fuera la presidenta no podría indultarse a sí misma» agregó el reconocido letrado.
Asimismo apuntó que «Otra de las circunstancias, en el mismo sentido, sería obstruir la posibilidad de que se sancione la ley de Extinción de Dominio, porque le podría ser de incumbencia para sí y el resto de sus colaboradores o ex colaboradores en el gobierno anterior, una circunstancia que parece bastante posible es la derogación de la ley del Arrepentido. Esa ley, a través de las declaraciones de la gente arrepentida en Comodoro Py, hizo que en cinco de las causas en las que exhiben a ella misma fueran a parar a tribunales orales. Al ser ella vicepresidenta, por mandato Constitucional, es presidenta del Senado. Esas características marcan, desde el punto de vista jurídico, las tres connotaciones más importantes de esta postulación» indicó con énfasis.
Sobre el indulto, el abogado especificó que «El indulto es un perdón presidencial, donde se borra el delito, la causa, y también, por supuesto, se evita el cumplimiento de una eventual pena. Jurídicamente es posible, está dentro de la viabilidad de esa fórmula presidencial y es el rumor que se sostiene en las redes sociales. Esa derogación sería necesario analizar si va a tener efectos retroactivos. Si se consigue tener efectos retroactivos, en este punto particular, no podría tenerse como válida la declaración o las declaraciones de todos aquellos que inculparon a algún funcionario del gobierno anterior. Esta circunstancia dejaría bastante huérfana, por ejemplo, la causa de los cuadernos de Centeno» explicó.
Sobre el juicio en marcha y que tiene como procesada a la ex Jefa de Estado, López Carribero puntualizó que «Es cierto que algunos jueces y fiscales en Comodoro Py están más o menos pendientes de las encuestas electorales. Además, hubo una renovación muy grande porque el kirchnerismo estuvo durante 12 años en el poder, entonces le alcanzó para jubilar algunos y sostener a otros. Algunos jueces, no todos, ponen un termómetro en sus temperamentos, avanzan, retroceden o duermen las causas en función de las expectativas electorales de los candidatos. Desde el punto de vista judicial, siempre la Justicia Federal ha sido un actor en la administración de Justicia que va y viene. No es novedoso, se presta mayor atención ahora por la labor de los periodistas, y se escuchan estas cosas, que los jueces federales ponen un freno o el acelerador dependiendo la encuesta electoral. Ha existido siempre, ahora se hace saber con mayor certidumbre».
Sobre Alberto Fernández, el abogado señaló que «Alberto Fernán-dez es una persona de una mi-litancia política bastante extensa. Él comenzó por el año 74 cuando se afilió al Partido Nacionalista Constitucional. Cuando Néstor Kirchner llega al poder en 2003 empieza a trabajar de codo a codo, hasta llegar dentro del ámbito del kirchnerismo a jefe de Gabinete. Curiosamente, dentro del gobierno del kirchnerismo, él tiene un enemigo declarado: Aníbal Fernández. Es el primero que le pidió a Néstor Kirchner que lo sacara de esa fuerza política, luego permaneció con esa inquietud de expulsarlo de los dos gobiernos de Cristina. No es una persona con un andamiaje político propio, que mueva multitudes, no tiene medición. El nivel de conocimiento es bastante bajo, diría yo que políticos como Felipe Solá tienen un nivel de conocimiento mucho más alto. Es cierto que no iba a medir en las encuestas. Justamente los votos van a ser de Cristina» cerró.