Con una emotiva ceremonia, se llevó a cabo la imposición del nombre “Mabel Beatriz Tacchi de Canullán” a la calle 20, desde Camino General Belgrano hasta la Ruta Provincial N° 36, en el barrio Santa Carmen, donde la doctora vivió y ejerció su vocación médica de manera ejemplar con sus vecinos. El presidente del Concejo Deliberante de Berazategui, Juan José Mussi, estuvo presente en el lugar. La calle 106, donde se realizó el concurrido acto, se llama “Dr. Oscar Mario Canullán”, su esposo, que también fue médico.

Conocí al matrimonio Canullán cuando éramos estudiantes. Ellos le hicieron honor a la medicina, tenían un corazón grande como una casa. Por eso, este homenaje a Mabel es más que merecido”, manifestó el concejal Mussi.

En el mismo sentido, enfatizó: “Ella siempre tenía una mano tendida para los que más necesitaban. Ojalá tuviéramos más personas así en esta Argentina del sálvese quien pueda. Sin dudas Mabel es parte de los héroes chiquitos que enorgullecen a Berazategui”.

La iniciativa surgió por parte de los vecinos en memoria de Mabel Beatriz Tacchi de Canullán, quien era reconocida en el barrio por su labor en la salud pública. Ella, junto a su marido, el Dr. Mario Canullán, ejercieron en su domicilio particular del barrio Santa Carmen. En 1991, por ordenanza municipal, se denominó “Doctor Mario Canullán” a la calle 106 desde Av. “Julieta Lanteri” hasta la Av. Florencio Varela. En abril pasado, se aprobó la ordenanza que denomina a la calle 20 como Mabel Beatriz Tacchi de Canullán.

Durante el acto de imposición, estuvieron el hijo y los nietos de la homenajeada. También su hermana, Nelly Tacchi, quien expresó: “Es un día especial para nosotros. Siento mucha emoción y alegría porque ella se merecía esto. Mabel era una persona m

uy generosa que entregó su vida a la medicina”.