Nuevamente, Julián Amendolaggine -empleado del ministerio de Economía bonaerense- abrió el local que hace dos años inauguró en su casa de 151 entre 13 y 14 de Berazategui, desde donde esta vez se realizó el lanzamiento de «La Generación», una agrupación de jóvenes del PRO.
Participaron del encuentro, el senador provincial Walter Lanaro; el Vicejefe Nacional del ReNaPer, Ricardo Giacobbe; el subsecretario de Educación de la provincia, Sergio Siciliano; el funcionario de Trenes Argentinos, Guillermo Fiad; el presidente del PRO de Berazategui -y presidente del bloque ‘Cambiemos’- Gabriel Kunz; los concejales locales de ‘Cambiemos’ Vanina Passalacqua y Marcos Cuellas; el ex concejal radical Esteban Biondo; la ex gerente del barrio ‘Abril’ Marisa Luero; el candidato de Florencio Varela, Pablo Alaniz, entre otros invitados al citado lanzamiento.
Expuso sobre política y coyuntura actual, el subsecretario de Asuntos Municipales de la provincia, Alex Campbell y el intendente de Pinamar, Martín Yeza.
También habló Daniela Nipoti, directora nacional de Desarrollo Universitario que lo hizo sobre «género, gestión y cercanía».
Durante el evento, el dueño del local Julián Amendolaggine -de desconocida trayectoria política- agradeció la presencia de los referentes locales de ‘Cambiemos’, a lo que afirmó que «es otro paso más que damos para mostrar que Cambiemos en Berazategui está unido, ordenado y va a trabajar fuerte para que Mauricio y María Eugenia continúen liderando el cambio en nuestro país».
Por su parte, Alex Campbell sostuvo que «la generación busca nuevos dirigentes que sueñan con una Argentina mejor. Que hoy haya tanta gente, que ni siquiera entren todos en el local, demuestra que somos muchos los que queremos eso». Y también hizo referencia a la inauguración del Metrobus en Quilmes: «Cuando empezamos a hacer campaña en el conurbano hace años y hablábamos del Metrobus la gente nos decía esas obras sólo se hacían en la ciudad de Buenos Aires, como algo lejano. Hoy llegó a la provincia, acá nomás, con una obra que mejora la calidad de vida del vecino y es para siempre».