Las cosas para el yerno del ex intendente de Florencio Varela parecen no estar como él hubiera querido, aunque sea mínimamente.
Es que Nicolás Terrera no consigue siquiera, hacer pie dentro de los sondeos que a diario se vienen haciendo en la zona.
Como se dice comúnmente en política, el ex referente del ‘Momo’ Venegas y el partido FE, y de Sergio Massa del partido Frente Renovador, devenido en ‘lavagnista’ no logra «mover el amperímetro» y eso le baja el handicap delante del equipo de de la Tercera del ex ministro de Economía devenido en candidato presidencial.
Los que nunca se guardan nada, insisten en que Terrera «estaba políticamente fusilado» por saltar por todas las puertas que pudiera ver abiertas, pero su suegro, Julio Pereyra, histórico Lord Mayor varelense y padre de la mujer del abogado, habría intercedido ante Eduardo Duhalde -principal ‘armador’ de la imagen de Lavagna- para abrirle una lista al padre de sus nietos, para que ‘juegue’ a ser candidato, mas allá de las constantes derrotas cosechadas por ‘Nico’.
Para colmo, si bien habría quedado tecleando porque aspiraba a ingresar a ‘Cambiemos’ (…) a través de reuniones concertadas con una hábil negociadora -Marisa Luero- pero que debieron sucumbir (ambos) a sus apetencias de poder frente a la reacción de Ricardo Giacobbe, quien les ‘recordó’ quien ‘manda’ en el distrito.
Dicen que al ver el apellido ‘Geneiro’ en los papeles de ‘Consenso…’ se le transformó la cara.
Es que El Portugués Gastronómico ya le ganó varias veces -como político y como persona- y Terrera no podía dejar que un Geneiro tenga mas cartel que él, y parece que ahí fue donde aprovechando la historia de su suegro -25 años intendente de Varela- y criticando a Mussi en Berazategui (con solo 5 años mas en la intendencia que su propio suegro) reclamó -posiblemente hasta el llanto- que el papá de su actual mujer le consiga un lugarcito junto a Roberto Lavagna.
No está de mas recordar que Terrera incursionó en practicar ‘apariciones’ en lugares donde estaba Patricio Mussi -por ejemplo- y ‘de casualidad’ sentarse a tertuliar con el joven Alcalde, a ver si en una de esas lo invita a tomar unos mates en el ansiado 5to piso.
La estrategia de Terrera solo pudo ser desplegada con el Hijo, ya que -sabio y pillo como pocos- Mussi padre ve venir la jugada antes de salir del túnel, y en general, rara vez permitió que ‘Nico’ le robe siquiera unos minutos con la ‘guitarreada’ del abogado de Ranelagh.
En definitiva, ya saben por todos lados que Terrera armó una estrategia cybernética que comenzará a asomar en estos días, con ‘mugre’ a trochi y mochi, pero que nunca logrará ocultar su verdadera fase personal, custodiado por un ex subcomisario echado de la Bonaerense por torturas a menores, y actualmente nombrado -dicen- en la Municipalidad de Fcio. Varela, especialista en amenazar periodistas y opositores.
La gente ya sabe quien es Terrera, y sabe con quien no debe desperdiciar su voto…