Hace apenas tres meses atrás, Berazategui rindió homenaje en memoria del primer presidente argentino que asumió después de la última dictadura en el país, el doctor Raúl R. Alfonsín, y lo hizo en una ceremonia que se realizó en el Centro de Atención Primaria de Salud N° 27 sito en 50 entre 127 y 128 de Kennedy Norte, Hudson, al cual le fue impuesto el nombre del dirigente radical, en un acto que contó con la presencia de su hijo, el diputado Ricardo Alfonsín, la presidente de la UCR local, Liliana Ríos y del entonces presidente del Concejo Deliberante de Berazategui Dr. Juan J. Mussi, entre otros.
Fue una verdadera ‘fiesta de la Democracia‘ en Berazategui, porque todo un Pueblo homenajeaba no a un radical, sino a un Presidente de la Nación que tuvo la difícil tarea de recuperar la vida democrática tras un sangriento gobierno militar.
Lamentablemente, este fin de semana el busto recordatorio en memoria de Alfonsín fue robado del pedestal donde se encontraba desde su inauguración, en una afrenta difícil de entender porque se trata de la imágen de un presidente argentino, no de un partido político.
Ya hace algún tiempo, también los bustos de Perón y Evita, junto a los Bomberos, fueron agredidos por manos anónimas de la misma manera que se atacan esculturas y estatuas del distrito, actitud repudiable de quienes dañan de esa manera.
El Radicalismo local hizo escuchar sus voces de protesta reclamando una urgente investigación que esclarezca este ataque a la Democracia en Berazategui, solicitando la intervención del Concejo Deliberante -que sancionó la imposición del nombre de Alfonsín al CAPS en cuestión y al cual se suma toda la Comunidad seguramente.