En lo que va del año, las principales distribuidoras de electricidad del país acumulan ya importantes ganancias derivadas de los fuertes incrementos de tarifas establecidos por el Gobierno en las facturas de los consumidores.
De esta forma, compañías Edenor y Edesur, han iniciado un proceso de recomposición de sus finanzas luego de los más de 12 años de tarifas congeladas que marcaron la conflictiva relación entre las empresas y el anterior gobierno kirchnerista y que hasta puso al borde del default a algunas de las distribuidoras.
Un caso que refleja este cambio es el de Edesur que, entre enero y junio pasados, acumula un aumento del 62% en sus ganancias que pasaron de los $5.301 millones del primer semestre del 2018 a los actuales $8.587 millones. El monto representa $47,7 millones de ganancias por día o lo que es lo mismo, $1.431 millones por mes.
Las cifras surgen de los estados financieros intermedios condensados al 30 de junio de 2019 que el directorio de Edesur acaba de aprobar y de enviar a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y a la Comisión Nacional de Valores (CNV).
Se trata del primer balance que la empresa informa luego del traspaso de jurisdicción tanto de Edesur como de Edenor, del ámbito nacional al de la Ciudad de Buenos Aires y el de la provincia de Buenos Aires.
Esa decisión formó parte de obligaciones dispuestas por las leyes 27.467 de Presupuesto Nacional y 27.469 de Consenso Fiscal, y por el Decreto 162/2019. Todos dispusieron que la Provincia y la Ciudad asumen en forma conjunta el carácter de poder concedente del servicio público que presta Edesur y también Edenor.
El cambio de jurisdicción forma parte del proceso iniciado por el Gobierno en línea con el objetivo de déficit primario cero que se comprometió a cumplir con el Fondo Monetario Internacional y que obligará a que las arcas de la Ciudad y la Provincia financien los aportes para los subsidios de la tarifa social y a las conexiones de los barrios carenciados.
En este marco, los números de este primer semestre informados por la empresa que ofrece a sus 2,4 millones de clientes distribuidos en la Capital Federal y varios partidos del Gran Buenos Aires se respaldan en los mayores precios que abonan sus clientes producto de las recomposiciones tarifarias y de un mayor consumo de energía durante el mismo período.Edesur