Un lamentable hallazgo hicieron hoy trabajadores de limpieza en la vía pública, cuando al tomar una bolsa de resíduos de la vereda para llevarla a donde se concentran los desechos para que retire el camión de la basura, observaron algo que les llamó la atención, abriendo la tristeza en sus corazones al notar que, efectivamente, dentro de la bolsa había un bebé recién nacido, muerto.

Se dio inmediatamente aviso a la Policía que llegó al lugar, calle 316 entre 369 y 369 de Ranelagh, interviniendo la seccional 2da de la zona y personal de Policía Científica, dando intervención al juzgado de Menores Descentralizado de Berazategui.