En varias mesas fueron detectados fiscales de ‘Juntos por el Cambio’ que resultaron ser del vecino distrito de Quil-mes. Todo parece indicar o que Amendolaggine no consiguió patriotas que laburen gratis (pese a que los yuanes llegaron a Beraamendo martinianozategui…) o fue algún tipo de acuerdo con Martiniano Molina, surgido de las tantas recorridas a hospitales y centros de monitoreo que ‘Julián’, en vez de hacerlos en su Berazategui, hizo en el vecino partido.
No faltan los lenguaraces que compararon la movida del empleado ministerial, prolífico inversor de dólares en el Centro berazateguense, con la pícara historia de Gabriel Kunz, que vivía en un humilde duplex en 134 y 24 y que tras manejar con el secretario provincial Fabián Perechodnik los fajos destinados a pagar las elecciones de 2017, terminó adquiriendo una casa de dos plantas en la zona mas cara de Ranelagh, y los fiscales siguen esperando cobrar la jornada de aquel año…