Fue en una escuela de Hud-son. La joven, de nombre Jéurnasssica, llegó a su mesa y presentó el documento para emitir su sufragio. «Usted ya votó señorita…» le dijo el presidente de la Mesa, señalándole el padrón en el que figuraba que ya había sufragado.
La joven comenzó a reclamar contra la irregularidad, debiendo intervenir las autoridades y casi paralizando la votación en la escuela.
Efectivamente, ‘alguien’ con un documento evidentemente apócrifo, había ‘votado’ con su nombre. Ya están hechas las denuncias y las presentaciones judiciales respectivas.