El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, si bien aún no ganó las elecciones, ya comenzó a adelantar lo que haría de ser elegido como presidente de la Nación.
Y entre los ofrecimientos de campaña, Alberto F -sin adelantar el nombre de los funcionarios que pondría al frente- propuso la creación de seis nuevos ministerios, entre ellos algunas secretarías a quienes les fue bajado el rango durante el inicio de la crisis macrista.
El candidato y compañero de fórmula de Cristina Kirchner apuntó que «Volverá el Ministerio de Cultura. Soy consumidor de la cultura. El Estado debe darle al creador de la cultura garantías y hacer que sean reconocidos sus derechos. La política tiene que llenar la panza de los argentinos con comida y su alma con cultura», señaló remarcando cual sería uno de sus primeros ministerios.
En realidad, dicen que esta decisión no sorprende, sobre todo si se tiene en cuenta que fue la administración de Cristina Kirchner la cual le otorgó al área de Cultura el carácter ministerial.
Por otro lado, el candidato del Frente de Todos también se comprometió a devolver su rango de ministerio a las ahora secretarias de Trabajo, Salud y Ciencia, propuestas que formaron parte de la campaña del espacio kirchnerista.
Sin embargo, no todo son carteras ya existentes, y Fernández también adelantó que crearía otros dos ministerios, el de Vivienda y el de la Mujer.
«El de la vivienda es un tema mucho más agudo, por lo que estoy pensando en sacarlo del ministerio de Obras Publicas y crear un ministerio de Vivienda y Hábitat», había asegurado en julio, durante una recorrida por Mar del Plata, al referirse a los problemas en torno a los créditos UVA.
Además, días antes, ya había prometido la creación del ministerio de la Mujer o de la Igualdad.
Dicha cartera tendría como política central el tema del aborto y su despenalización, una acción sobre la cual Fernández ya se mostró a favor y señaló como primordial antes de volver a debatir sobre la legalización.
Si bien todavía se abstiene de señalar quienes serán los líderes de cada nuevo ministerio, el nombre de Victoria Donda, incluida en las filas kirchneristas de esta nueva administración, suena fuerte para ocupar el mando.
Estas promesas se suman a las que les hizo a los gremios de volver a recategorizar el área de Trabajo y Salud. Algo similar realizó cuando se presentó en la UBA, ante un auditorio lleno de cientificos, a quienes les aseguro que, durante su gestión, la secretaría de Ciencia y Tecnología volvería a ser un ministerio.
Sin embargo, Lino Barañao, el único ministro que sobrevivió en su cargo al cambio del kirchnerismo al macrismo, no continuaría ocupando ese puesto, como ya anticipó Fernández.

Por el momento, desde el Frente de Todos buscan evitar un escenario similar al de Daniel Scioli en el 2015, cuando ya tenía anunciados al 100% del eventual gabinete y no logró superar el balotage.
A pesar de esto, algunos nombres se empiezan a hacer sentir con más fuerza, como es el caso de la dirigente santafesina María Eugenia Bielsa, avistada con recurrencia en las oficinas de Fernández antes de las PASO.alberto f