Durante muchas ediciones, venimos advirtiendo, mostrando y demostrando, el oscuro entramado que rodea el inmenso negocio evidente entre el PAMI, el IOMA y distintas clínicas y sanatorios de Berazategui y de distritos cercanos.
Quedó al descubierto, con nuestras notas, como funciona la lamentable ‘Industria de los Abuelos Muertos’ a manos de un ‘pulpo’ empresarial que compró la mayoría de las clínicas y sanatorios de Quilmes y Berazategui que tengan convenios especialmente con PAMI y algunas de ellas, con IOMA.
Publicamos con nombres y apellidos, datos ante AFIP, Boletines Oficiales, documentación probatoria de la amplia sociedad que maneja las ‘cápitas’ del Programa de Asistencia Médica Integral (PAMI) que es en realidad el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, creado en 1971 y con una tristemente célebre historia en los últimos 15 años.
Publicamos como funciona este tremendo negocio de la muerte de los abuelos, que son ‘atendidos’ por convenio con el PAMI cumpliéndose con ellos los protocolos contratados, que son atendidos generalmente por un puñado de médicos y enfermeros que nada tiene que ver con el ‘plantel’ por el cual los sanatorios facturan al Programa de Asistencia Médica Integral, sino que apenas cubren las atenciones básicas de los pacientes los cuales, en su mayoría, son abandonados a su suerte en las frías, sucias y abandonadas camas de los oscuros lugares donde los tienen hasta morir…
Durante los turnos nocturnos, en la mayoría de los casos trabajan médicos y enfermeros de otros países (preferentemente peruanos y venezolanos) de los cuales se desconoce si tienen habilitadas sus matrículas profesionales en Argentina, habiendo rendido -como corresponde- las equivalencias de ley…
En el caso del tristemente célebre ‘Nuevo Sanatorio Berazategui’ de 141 y 14, quedó perfectamente demostrado el funcionamiento de algo muy parecido a una mafia, donde el médico cirujano del lugar, que atendía «hasta la muerte» a los abuelos, era a su vez el Jefe de la Morgue de Quilmes, quien extendía los certificados de las autopsias ¿practicadas realmente? y encima, es el dueño de la cochería ‘Casa Central’ ubicada a 200 mts del ‘Nuevo Sanatorio…’ donde mucha gente concurría por ‘sugerencia’ del mismo médico…
Todo ésto se publicó con nombres, apellidos, datos concretos etc, pero nadie -nadie- se dio por enterado de la imparable secuencia de muerte que día tras día, suma de uno a tres abuelos que van hiriendo las familias de Berazategui, al amparo del cómplice silencio de quienes, por lo menos, deberían promover una investigación sobre las incontables denuncias que hay en derredor de ésto.
La comunidad seguramente esperaba respuestas. Tal vez creyó que teniendo Berazategui 24 representantes del Pueblo, éstos podrían interceder ante las autoridades del PAMI para reclamar una Auditoría que coteje la certeza o no de tremenda situación. O que radiquen una denuncia ante una de las fiscalías de Berazategui aportando -tal vez- la documentación gráfica editada por este Medio de prensa con 33 años de existencia.
O por lo menos, sancionar una Resolución dirigiéndose al PAMI pidiendo la urgente intervención en los sanatorios del distrito, afectados por nuestras denuncias, o sea el ‘Nuevo Sanatorio Berazategui’ de 14 y 141, y la ‘Clínica Privada Ranelagh’, parte también de este tenebroso grupo.
Pero no. ¿ A que concejal puede interesarle tantas muertes de vecinos de Berazategui? Es mas interesante proponer nombres de calles o premiar deportistas o vecinos vivos, incluyendo un Papa o cualquiera que permita sacarse fotos en época electoral. Nadie querría sacarse una foto en la puerta de un sanatorio donde mueren 80 abuelos en 59 días.
IOMA
También se cae en ésto con las prestaciones del IOMA, obra social de la provincia de Buenos Aires Basada en un «Sistema Solidario de Salud» fundado en 1957.
El también tristemente célebre ‘Instituto de Obra Médico Asistencial’ cayó en el mismo tema que su ‘par’ el PAMI, percibiendo los dineros que el Estado aporta mensualmente para que sean atendidos los trabajadores del Estado bonaerense, especialmente docentes, policías, trabajadores con relación de dependencia con la Gobernación de Buenos Aires a través de cualquiera de sus formas de funcionamiento.
El presupuesto de IOMA para este año es de 44.000 millones de pesos. De ese total, en prótesis se gasta el 5,6%, unos 2.500 millones que se destinan a comprar unas 50.000 prótesis.
El resto del dinero va a parar a los sanatorios, clínicas, médicos, farmacias, centros asisten-ciales privados etc para sostener la atención y prestaciones para los afilados al IOMA.
Pero todo parece indicar -de acuerdo a lo investigado- que si bien el Estado provincial posee esa enorme partida de dinero destinada a la salud de los bonaerenses en ese sistema, la mayor parte de los establecimientos de salud, farmacias etc no reciben los pagos en tiempo y forma, por lo cual muchas clínicas y sanatorios cesaron sus contrataciones con el citado Instituto bonaerense, lo que se traslada o en una pésima atención -donde aún se atiende gente- o la negativa cortante donde ya no se atiende afiliados del IOMA.
Inclusive, en la mayoría de los lugares se les cobra un ‘arancel diferencial’ al paciente para su atención.
Pro eso si. La Provincia sigue gastando millones en publicidad y en obras superfluas o sin prioridad, sin importanle a nadie el constante derrotero que cumplen quienes constantemente demandan atención médica y solo reciben destratos, falta de atención, falta de respeto y en muchos casos hasta burlas por ‘pertenecer’ al IOMA…
HOLDING DE MILLONES…
Este Semanario vino dando a conocer desde hace mucho tiempo, el terrible accionar del ‘Sanatorio Nuevo Berazategui’ sito en 14 y 141 del distrito, precisamente por las malas atenciones, abandonos de personas y secuencia harto preocupante de muertes que se suceden en forma interminable en dicho establecimiento.
El ‘sanatorio del terror’, como denominan a la clínica de marras, es propiedad de un grupo de médicos que manejan la totalidad de las cápitas de PA-MI en la zona sur. El ‘pulpo’ que tienen bajo control, incluyen también la ‘Clínica Ranelagh’ de la localidad homónima; el ‘Sanatorio Bernal’ que funciona frente a la estación de trenes del mismo nombre; la clínica ‘San Ramón, rebautizada ‘CENI SA’ en la Av. A. Baranda de Quilmes; el ‘Sanatorio Urquiza’ ubicado sobre la Av. Urquiza de Quilmes, y la ‘Clínica Belgrano’ sita en Camino Gral. Belgrano de Quilmes Oeste, todas relacionadas al PAMI.
Pero aparte de ello, cabe señalar la ‘particularidad’ de que el médico Fernando Palladino, que atiende en varias de esas clínicas y en el hospital ‘Evita Pueblo’ de Berazategui, era hasta hace meses el Jefe de la Morgue de Quilmes, encargada de las ‘autopsias’ de los abuelos que por docenas fallecen mensualmente, y tiene jurisdicción en Quilmes, Berazategui y Fcio. Varela.
A su vez, el mismo médico -de quien se sospecha sería parte del grupo que maneja estas clínicas- aparece como dueño de la cochería ‘Casa Central’ de calle 139 entre 13 y 14 de Berazategui, donde muchos de los fallecidos en estas clínicas tuvieron el servicio fúnebre.
Se sabe asimismo que muchos de los pacientes que muestran estado crítico en otras clínicas del grupo, son trasladados al ‘Sanatorio Nuevo Berazategui’ donde fallecen.
Todo parece indicar que ello sería para permitir la contratación de la cochería del Dr. Palladino -que funciona a 200 mts del sanatorio y que les prometen descuentos, aseguran- todo lo cual debería ser investigado fehacientemente.
También se sabe que en el grupo de las clínicas trabajan muchos extranjeros -especialmente cubriendo turnos de noche- por no tener validados sus títulos conseguidos en sus países.
Los familiares de los internados, suelen manifestar que a la noche escasamente hay un enfermero o enfermera, para atender entre 20 y 30 pacientes.
Se sospecha que si se cotejan los libros de guardias de la clínica ‘Ranelagh’ y el sanatorio de la muerte, podría encontrarse que en ambos y mismos horarios, figurarían nombres de enfermeros y médicos que supuestamente estarían de turno, pero que serían cubiertos por profesionales extranjeros.
ICAZATI, DE INVESTIGADOR DEL TEMA A ABOGADO DEL SANATORIO
El conocido abogado Hugo Icazati inicialmente -según circuló- había sido consultado por familiares de víctimas del ‘Nuevo Sanatorio Berazategui’ para accionar contra el mismo.
Semanas después, apareció en los medios como «el abogado del Nuevo Sanatorio Berazategui», lo que dejó boquiabiertos a mas de uno.
Hugo Icazati fue también abogado del condenado por el Triple Crímen de la Efedrina Víctor Schillacci. El letrado fue baleado con 5 disparos en Pinamar, salvando milagrosamente su vida.
Es llamativo que con la llegada de Icazati al ‘Sanatorio del Terror’, de la noche a la mañana un sugestivo manto de silencio recayó sobre todos los temas denunciados allí…