Lectores de nuestro Semanario, nos comentan que en la zona céntrica y alrededores, camina un señor de entre 60 y 70 años, aduce haber sufrido un ACV y ofrece nuestro periódico, señalando que «el precio es de 30 pesos pero pueden darme a voluntad…».

Si bien -obvio- es doloroso el cuadro del señor, dejamos absoluta constancia que el mismo no guarda ningún tipo de relación con nosotros, y ni siquiera sabemos de quien se trata. Nos dicen que el mismo tiene manchas visibles en la cara y en las manos, tipo ‘vitiligo’…

Quien colabore con él, lo hará por su situación personal, ya que nosotros no tenemos vendedores callejeros de nuestras publicaciones.