Más de 800 mujeres participaron el sábado pasado del 4° Encuentro Regional de Mujeres de Quilmes, Berazategui y F. Varela, realizado en la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ). La misma fue señalada como «la antesala del masivo Encuentro que se realizará en La Plata, en octubre».
El evento comenzó con la inscripción y entrega de materiales, en la apertura se leyó un documento consensuado en la comisión organizadora integrada por los movimientos de mujeres, sindicatos de la región y movimientos sociales.
En la apertura se contó con la presencia de la madre y el padre de Mónica Garnica, estudiante de la UNAJ víctima de femicidio.
El auditorio quedó desbordado de cientos de mujeres trabajadoras sindicalizadas, estatales, docentes, jubiliadas, amas de casa, trabajadoras precarizadas, de la economía popular, independientes, estudiantes, campesinas, trabajadoras de la cultura y funcionarias municipales. Luego se participó en talleres de trabajo; violencias; estrategias para el acceso al aborto legal; salud; educación, ciencia y cultura; juventud y diversidad.
En total fueron 14 talleres que abordaron esas temáticas.
Se contó asimismo con el espacio de cuidado para niños, con actividades recreativas y, durante el mediodía compartieron un refrigerio, que fue «con el aporte de numerosos sindicatos, lo que permitió generar mejores condiciones en momentos en que el ajuste se hace sentir».
Al finalizar se leyeron las conclusiones de los talleres sobre «la bronca contra el gobierno de Macri y Vidal, que agravaron las condiciones de vida».
El Encuentro terminó con una masiva y colorida marcha por las calles de la Av. Calchaquí hasta el Cruce Varela, donde ppermitieron que la marcha se hiciera notar.
Finalmente dejaron constancia de la preparación que harán desde esos sectores con vistas al 34° Encuentro Nacional, que se realizara en octubre en La Plata.