De la noche a la mañana, un conocido abogado que supuestamente ‘investigaba’ al holding de salud dueño, entre otros, del ‘Nuevo Sanatorio Berazategui’, apareció ante los medios de prensa, dictando con voz quejona que «las denuncias que hay son solo mediá-ticas…» lo que significó que, extrañamente, ningún otro medio volvió a hablar del ‘Sanatorio de la Muerte’, como lo bautizaron en la jerga periodística.
Hugo Icazzati, conocido defensor de causas ásperas -entre ellas de los pistoleros Jorge Lanata y los hermanos Schillacci- se plantó frente a las cámaras, habló y todo se desvaneció.
Por estas horas se conoció otro presunto caso de ‘mala praxis’ cuando un vecino denunció que le colocaron en forma errónea, un cardiodesfibrilador en el ‘Nuevo Sanatorio Berazategui’ y que, como consecuencia, ahora el paciente -jubilado- tiene problemas tanto respiratorios como ambulatorios.
La nueva denuncia también se sustancia ante la Fiscalía Descentralizada N° 3 de Bera-zategui de la doctora Karina Santolín.
Ahora, la nueva víctima sería Rubén Jiménez, quien debía realizarse un cambio de cardiodes-fibrilador; tras constantes reclamos por dilaciones de fechas del sanatorio, finalmente lo intervinieron.
Sin embargo, y según la causa que investiga la fiscal Santolín, al concurrir el paciente a hacerse los controles de rigor, un facultativo -que habría intervenido quirúrgicamente en el tema- le habría confirmado que el equipo cardiológico en cuestión «fue mal implementado» y que, en vez de estar colocado en forma horizontal, el cirujano lo instaló en su pecho en forma vertical.
Inclusive, Jiménez ya declaró que a partir de la errónea cirugía, posee serios problemas para deambular como asimismo para respirar, y según los médicos, su cuadro de salud ahora está mas delicado. Lógicamente, ésto se suma a la muchas denuncias que se instruyen ante la Justicia, causas que el abogado Icazzati quiere hacer ‘invisibles’, según sus propias declaraciones a la prensa.
ABOGADO DE LOS ‘DUROS’
Hugo Icazzati es un abogado que alcanzó cierta notoriedad por ser el letrado de los acusados del «Triple Crímen de la Efedrina», Jorge Lanatta y los hermanos Schillacci. También en 2011 fue abogado de Adalberto Cuello, imputado por el crimen de Tomás Santillán en la localidad de Lincoln; en enero de 2016, en un confuso episodio, el letrado recibió 5 tiros, en un boliche de Pinamar, salvando su vida de milagro.
Otro punto de notoriedad del abogado fue su defensa de ‘Lina’, la ex empleada de Mirtha Legrand acusada por el robo de joyas y casi un millón de dólares de la ‘Diva de los Almuerzos’.
Ahora, Hugo Icazzati irrumpió en las embestidas contra el ‘Nuevo Sanatorio Berazategui’ y como por arte de magia, un pesado manto de silencio envolvió las atrocidades que se acumulan en el historial del sanatorio, pero que él aduce que son ‘denuncias mediáticas solamente…’ lo que augura -evidentemente- una confrontación entre la mordaza legal pretendida por el letrado, y los que no callamos las muertes y atrocidades de nuestros abuelos, como ‘Verdad e Investigación’…nueva1.jpg