Su renuncia estaba ‘cocinada’, máxime por el desastre que su conducta privada, infringió al oficiaKunz nva 1lismo bonaerense como imágen de campaña.
Negoció su renuncia -para que asuma Angel Soto- a cambio de un nombramiento en la provincia, que habría acordado con el subsecretario de Asuntos Municipales Alex Campbell. Pero pasan las semanas, y Gabriel Kunz sigue como concejal -aunque no se lo vea por el Concejo- y ya estaría cobrando en Provincia (aunque como tiene todo embargado, el nombramiento estaría a nombre de un furrier suyo, dicen…).
En el Concejo Deliberante, según el Reglamento Interno, ya debió ser sancionado por su ausencia constante en las actividades legislativas, pero -extrañamente- el oficialismo mussista se sigue haciendo el distraído con el tema…
No faltan los que creen que pudo haber habido algún ‘llamadito’ del secretario Gral. de la Gobernación Fabián Perechodnik -de excelente relación con Mussi- para negociar que no volteen al desastrozo concejal.