Ya destacamos en tantas oportunidades, el grave estado de desidia y abandono que observa el hospital provincial «Evita Pueblo» de Berazategui, problema que se inició con la llegada -en 2015- del médico Rodrigo Castañeda a la dirección del mismo, y se vino agravando con la gestión de la actual responsable del mismo, doctora Karina Fiquepron.
Todo parece indicar -como lo marcamos varias veces- que desde la provincia de Buenos Aires habrían priorizado un desencuentro político con nuestro distrito, y que -evidentemente- pudo haber ocurrido que se haya impartido alguna directiva tácita desde la Casa de Dardo Rocha, en la Capital provincial, hacia el ministerio sanitario, de ahí a la dirección provincial de Hospitales y por línea directa, a la dirección del nosocomio local, una lamentable ‘bajada de pulgar’, tal vez como represalia por las constantes derrotas que ‘Cambiemos’ cosechó en nuestro partido.
Zulma Ortíz fue la primer ministro de Salud bonaerense que, sin dudas, tras el desastre direccional de Castañeda, comenzó a volver la espalda de la cartera bonaerense hacia el «Evita…»; su sucesor desde 2017, Andrés Scarsi, parece haber recibido la ‘misma directiva’, ya que -lejos- su gestión deja mucho mas hundido al nosocomio beraza-teguense que su antecesora, Zulma Ortíz.
Pero dos puntos terminan por arruinar la supuesta ‘buena intención’ de María Euge-nia Vidal hacia Berazategui.
Primero, la gobernadora -sin consulta ni nada- decidió a través de Loterías y Casinos bonaerenses, cambiar el destino de los fondos destinados a la cooperadora hospitalaria, provinientes del Bingo Begui. Para habilitar las dos casas de juego en el distrito, la Provincia y el Concejo Deliberante de Berazategui reglamentaron por ley y por ordenanza, que sea beneficiaria la entidad del ‘Evita Pueblo’.
Vidal impide, desde hace mas de 2 años, que un promedio de un millón de pesos mensuales, que eran usados para mejorar permanentemente el funcionamiento del nosocomio, no vayan a la cuenta bancaria de la cooperadora, desconociéndose co-mo se arbitró la medida y donde van a parar esos dineros.
Y segundo, la lamentable gestión de la médica Karina Fiquepron, quien ya venía con serios problemas por la distribución del dinero que desde Provincia llega para pagar las guardias de neonatología y de pediatría del ‘Evita Pueblo’ y de la UPA 10 de Hudson.
Ya dimos a conocer en distintas ocasiones los graves problemas derivados de la falta de cobro de médicos y enfermeros de las guardias de esos nosocomios, que tratan de ‘disimular’ desviando a los pacientes a la unidad sanitaria municipal N° 1 «Dr. Javier A. Sábatto», que permanentemente ve desbordada su capacidad asistencial por la gran cantidad de pacientes que arriban allí.
Pudimos demostrar que pese al envío del dinero -ya llegaron mas de un millón de pesos a manos de los doctores Fiquepron -Evita Pueblo- y Ariel Gerardi -UPA 10- aunque se conoció que escasamente el 30% de esa suma, pudo haber llegado a los bolsillos de quienes cubren guardias…
MAS ‘DESAPARICIÓN’ MONETARIA
Ahora, se sumó el malestar del personal que trabaja en el ‘Plan Sumar’, que percibe un dinero que envía la provincia de Buenos Aires, y que la dirección hospitalaria distribuye según conceptos.
Dicen dentro del hospital, que Fiquepron advirtió que «Provincia no envió dinero, así que no van a cobrar…» plantearon los trabajadores, que perciben un dinero importante como incentivo, una especie de ‘coparticipación’ por trabajar en el ‘Plan Sumar’.
Supuestamente, según la denuncia de los empleados, la directora advirtió que este mes no se cobrará dicho dinero porque el ministerio «no envió los fondos…».
Sin embargo, los comprobantes que compartieron con este Semanario, demostraría que la Provincia ya había transferido -en este mes de agosto- cerca de $ 500.000 en ese concepto, lo que -presumen- significaría la aplicación del mismo ‘modus operandi’ de las guardias, es decir, llega la plata pero no se sabe donde va a parar…
Según circuló ern las últimas horas, se estará gestando un paro total en el ‘Evita…’ para poner un punto final al desastre que las gestiones del ministerio y del propio hospital, hicieron en todo este tiempo…

alejandro ravecca