Un fuerte reclamo se viene en el hospital ‘Evita Pueblo’ de Berazategui, a raíz de un ‘reparto’ de porcentajes entre los empleados, por fondos provinientes del SAMO.
El SAMO (Sistema de Atención Médica Organizada) es un régimen retributivo creado por la ley 8801/07 que permite a los hospitales públicos, facturar a las obras sociales, mutuales, prepagas, seguros de salud y ART las prestaciones de salud que realiza a sus afiliados. De lo recaudado en ese concepto, un porcentaje se divide entre los empleados, tal como está establecido legalmente.
Pero hete aquí que en la última semana, al llegar los fondos al nosocomio local, la contadora del mismo Mariana Martínez y su segundo, Claudio De Souza, hicieron las cuentas «a su propia conveniencia» sacando un rédito que encendió una mecha que podría terminar con sus alejamientos del hospital.
Los trabajadores, que en muchos casos hasta se llevan el trabajo a sus viviendas para terminarlos en forma concienzuda, solo recibieron $ 1.000 del SAMO, pero resulta que los contadores -Martínez y De Souza- se adjudicaron $ 5.000 cada uno, sin haber hecho nada, solo recibir el dinero y repartirlo.
Los trabajadores hospitalarios están en llamas por la ‘piolada’ de estos funcionarios, y ya dejaron trascender que harán las denuncias ante el Sindicato de la Salud y ante el propio ministerio de Salud bonaerense, no descartándose una medida de fuerza en las próximas horas.hospital nva.jpg