Ingresó en la última sesión del hachecedé, un expediente mediante el cual se pretende reformar el Reglamento Interno del Concejo, con algunos puntos que serán tratados para los próximos días.
Uno de los vericuetos que aparecen en el expediente -presentado por la Presidencia del Ayuntamiento- es referente a la presentación de las ‘Minutas de Comunicación’ en las sesiones, las cuales hacen fruncir los ceños muy seguido a los distintos presidentes del Cuerpo.
Es que la utilización del recurso ‘Minuta de Comunicación’ es un instrumento legislativo que sirve para expresar una recomendación del Concejo Deliberante al Departamento Ejecutivo o distintas autoridades.
El oficialismo cree que la oposición presenta ‘demasiadas’ minutas que son leídas durante la sesión, y se ponen colorados cuando se escuchan los textos de esas comunicaciones, de manera que quieren reformar el Reglamento Interno para filtrar los contenidos de dichas minutas.
Censura previa, sin dudas, ya que durante añares en todos los concejos deliberantes del país -y en el Senado y en Diputados- se utiliza esa forma de proponer o recomendar. Pura censura…concejo