Si bien se conocía que el pronóstico sobre su salud era ‘reservado’. el reciente fallecimiento de Rodolgo Hendricksen golpeó verdaderamente a su familia y al mundillo municipal de Berazategui.

El ‘Goy’, como conocíamos a Rodolfo Hendricksen, tras su jubilación hace un tiempo atrás, había caído en una creciente depresión, abonada por su problema de diabetes que lo tenía a maltraer.

Una complicación hepática con una hemorragia interna contra la cual se luchó varios días en el sanatorio donde estaba internado, terminaron llevándolo al descanso, dejando un desconcierto entre quienes tuvimos el enorme privilegio de conocerlo.