Con motivo de haberse cumplido el 3er aniversario del fallecimiento del doctor José Potito, y en coincidencia con la conmemoración del ‘Día del Militante Peronista’, el pasado 17 de noviembre se llevó a cabo un acto de homenaje al extinto médico, director por 22 años del hospital ‘Evita Pueblo’ de Bera-zategui.
El presidente del Justicialismo de Bera-zategui y flamante intendente electo, Juan José Mussi, fue el principal orador en el acto donde se repasó la vida del fallecido profesional, quien fuera director del hospital ‘Isidoro Iriarte’ de Quilmes, director del ‘Evita Pueblo’ de Berazategui, concejal y presidente del Concejo Deliberante de Berazategui, desplazado tras la asunción del nuevo director de entonces del nosocomio local, Rodrígo Castañeda.
Mussi trazó un perfil de José Potito que llevó a los presentes desde la euforia por el protagonismo político del extinto médico, su paso por la legislatura municipal, su dedicación por mas de dos décadas en el hospital del distrito, la confrontación permanente de Potito con los gobernadores que literalmente habían abandonado el ‘Evita…’ como fueron Felipe Solá y Daniel Scioli, hasta su enfermedad, el desasosiego que le jugó una mala pasada tras ser echado por la gobernadora Vidal sin ningún tipo de contemplación, que aceleró su problema de salud y que, finalmente, le significó la muerte.
POTITO ADENTRO, NO EN
LA VEREDA DE ENFRENTE
Embargados de emoción los presentes, aplaudieron ruidosamente en memoria de José Potito, y comenzaron a reclamar que con la nueva conducción provincial, el busto de homenaje al fallecido profesional, que hoy está fuera del hospital, mirando desde la vereda de enfrente, sea trasladada al interior del nosocomio, donde él dejó su propia vida por el prójimo.
Mussi se comprometió acompañar permanentemente el reclamo por la reivindicación de la memoria del extinto médico homenajeado, José Potito.