El pasado domingo 22 del diciembre, en horas de la madrugada, tres adolescentes que «estaban muy aburridos…» salieron de sus casas, en el populoso barrio La Porteña, en Hudson,  «a la pesca de algo» y no tuvieron mejor idea que prender fuego un coche que un vecino dejo en la vereda.

El siniestro fue en la calle 63 entre 153 y 153 del citado barrio. El incendio provocó una fuerte explosión provocando que el techo del coche quedara arriba de una casa del lugar, y que a cuatro vecinos se les rompieron todos los vidrios de sus viviendas.

Cabe destacar que las andanzas de esta juvenil gavilla de vecinos del barrio, estarían grabadas por una cámara de un vecino, por lo que se espera que la policía no tendría problemas para detenerlos.

Vecinos de La Porteña reclaman que pese a haber sido avisada inmediatamente, la policía tardó más de una hora, que llamaron de urgencia a los bomberos, pero que «nunca aparecieron…».SAM_0319