El intendente de Berazategui Juan José Mussi, dejó formalmente inaugurado el 47° período de sesiones ordinarias del deliberativo local, en un recinto colmado de invitados y vecinos.

Mussi ocupó el estrado junto al presidente del Cuerpo, Adolfo Roesler y el secretario del mismo, Silvio Acuña. A la hora del discurso del Alcalde local, solo hubo muy austeros proyectos, justificados por el Jefe Comunal por la «dura situación económica que vive la comunidad, y la baja recaudación del municipio«.

El histórico Dr. Mussi explicó el desarrollo de trabajos que el municipio hará en las áreas de Gabinete y en distintos barrios, agregando que saldrá a cobrar las tasas a los que «viven en chalet y tienen 2 autos de alta gama y no abonan sus tasas...». También anunció que el muro de costanera de Hudson -que los defensores ambientalistas reclaman su retiro– será embellecido con pinturas de cultura.

Sobre el controvertido problema del agua, Mussi justificó parte del problema anunciando que «hace 4 años vinimos pidiendo a Nación y Provincia que nos atiendan para ver como podemos resolver ésto, y por ser de distinta bandera política nunca nos atendieron…». El intendente dijo que «se van a realizar inversiones y trabajos para que el año que viene tengamos resuelto al menos el 50% del problema del agua«.

La sesión finalizó abruptamente cuando Mussi fue embargado por una inocultable emoción que le quebró la voz reiteradamente. «He dado todo por mi Pueblo, por mi gente…» alcanzó a decir el legendario político, no pudiendo hablar mas ante lo cual el presidente del bloque oficialista, Florentino Acosta pidió un cuarto intermedio para «permitir que el intendente pueda retirarse para seguir con su abultada agenda…».