El Gobierno nacional haría un reconocimiento histórico al área de la salud del país,  uno de los más afectados por la pandemia de coronavirus. Desde la Casa Rosada se analiza otorgar un bono de 30 mil pesos a todos los trabajadores de este sector.

El beneficio, que se pagaría con dinero del Tesoro Nacional, se abonaría en tres cuotas de 10 mil pesos y alcanzaría a unos 750 mil trabajadores de todo el país.

Si bien aún no se conocen más precisiones sobre este pago extraordinario, que comenzaría a percibirse a partir de abril, estaría sujeto al presentismo de los empleados en hospitales y clínicas de los sectores público y privado.

El bono llegaría a médicos, enfermeros, administrativos y todo trabajador que se desempeñe en el área de salud. Forma parte del paquete de nuevas medidas que analiza el presidente Fernández.