El presidente Alberto Fernández aseguró que la cuarentena «no se va a flexibilizar» la semana próxima, y advirtió que habrá controles ‘mucho más estrictos’ en los centros urbanos debido al ‘relajamiento’ de los últimos días.
El Presidente salió a dar un discurso más firme sobre la nueva etapa del aislamiento obligatorio para tratar de dispersar la idea de que a partir del lunes se ‘flexibiliza’ la cuarentena, algo que él mismo había planteado el lunes.
«La cuarentena sigue, no se va a flexibilizar», afirmó el mandatario, que agregó que «en los próximos días se hará el anuncio oficial, una vez que se realice un análisis más detallado de la situación del interior del país y de los pedidos de los gobernadores para habilitar algunas actividades. No va a haber ningún levantamiento de cuarentena», insistió.
Alberto analiza extender la cuarentena hasta mediados de mayo para pasar el pico de la epidemia.
«No solamente no se va a flexibilizar (la cuarentena), en los centros urbanos vamos a estar mucho más estrictos porque vemos cierto relajamiento que nos preocupa», dijo Alberto en relación a que esta semana se ve un tránsito mucho más fluido que la anterior. «El control se ha relajado, ayer le pedí a los ministros que se pongan más estrictos y hagan controlar caso por caso», agregó.