El jefe de la delegación Rosario de la Prefectura Naval, Walter Rosende, señaló que «estaba previsto que alcanzara el 1,21 metro para el 7 de abril». Y agregó que moni-torean la situación con otros organismos del Estado.
La altura del río Paraná es mirada con preocupación en Rosario, donde registra 1,05 metro con tendencia a la baja.
Desde Prefectura señalaron que monitorean la situación, ya que «tendrá influencia en los movimientos de los buques mercantes, cuya actividad está paralizada por el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus».
Según expresó Walter Rosende, jefe de Prefectura Naval Argentina delegación Rosario, los informes del Instituto Nacional del Agua (INA) marcaron que «para el 7 de abril se estimaba una altura de 1,21 metro. Lejos de esa medición, en el puerto local el Paraná llegó a 1,05 y en bajante».
«Tenemos una altura 1,05 con tendencia bajante. Tenía previsto el Instituto Nacional del Agua que para el martes 7 de abril tendría que haber 1,21 metro y para el 14 (de abril) 1,10 metro», agregó. «Nos interesa por los movimientos de los buques mercantes. Estamos analizando y trabajando con organismos del Estado», sostuvo.
Aguas arriba del río Paraná por ahora se mantiene la tendencia bajante, por lo cual no se avizoran cambios positivos e incluso se especula con que seguirá disminuyendo el caudal lo que podría convertirse en un registro histórico.
Rosende señaló que en el informe del INA se indicó que «los niveles que se tenían agua arriba son menores a los promedios que se manifestaban en 1995».
Rosende recordó además que «el 6 de marzo de este año la altura del río era de 2.31 metros, con lo cual en un mes la bajante fue más de un metro».
Consultado sobre cuál sería la causa de la bajante del Paraná, el jefe de la Prefectura local sugirió que «podría tener influencia la baja de lluvias en toda la cuenca».
En Corrientes la marca es inferior a 1,29 metros, un nivel que parana1.