La vez pasada, dimos a conocer el ‘campamento permanente’ que un ciruja mantiene desde hace mas de un año, sobre la calle 142 entre 17 y 18 justo frente al Club Los Marinos. Hubo gente que salió a defenderlo.
Ahora bien. Este señor armó su ‘rancho’ sobre la vereda pública, complicando a los vecinos de la cuadra ya que el lugar es una verdadera roña. Nadie le pone el cascabel al gato, los que salieron a defenderlo miraron para otro lado cuando en las redes les respondieron «bueno… llevátelo a la vereda de tu casa», porque obviamente siempre está bueno opinar sobre la vida y las veredas de los demás.
El hombre vive en la roña en la vía pública. La vía pública es su baño, su dormitorio y su todo.
Es evidente que no hay autoridad a la que le interese poner un punto final a esto ¿Y los vecinos, porqué deben sufrir la indiferencia oficial?ciruja