El Banco Central confirmó que las empresas de cobro de servicios como ‘Rapipago’ y ‘Pagofacil’, van a poder  operar a partir del próximo lunes 20 de abril. Las empresas, según se informó, deberán restringir la presencia de personas dentro del local y disponer de personal para organizar la fila de clientes en el exterior.

El comunicado oficial difundido ayer jueves, añade que estas aperturas se harán «cumpliendo las normas que garanticen la seguridad sanitaria de sus empleados y clientes de acuerdo a un protocolo definido por el Ministerio de Salud de la Nación,

Agrega la medida: «La operación de los bancos seguirá la próxima semana bajo el sistema de turno previo para acceder a las sucursales. Los clientes deberán obtener un turno por los medios puestos a disposición por la entidad».

Gustavo Gómez, gerente general de Gire (Rapipago), había anticipado el miércoles que el sector propondría al Central «atender con prioridad los días según la terminación del documento y ver si no se saturan las sucursales; cuidar el espacio, la distancia del personal, habilitar menos cajas, exigir el lavado de manos permanente».

«Hoy la prioridad es atender a esas personas que están haciendo colas enormes y después ver el impacto en el negocio», afirmó.

Por su parte, Maximiliano Babino, gerente general de Pago Fácil y Western Union, explicó a la agencia que plantearon al Banco Central que «si operamos con una mayor cantidad de locales, en esta ‘nueva normalidad’ de gestión administrada de volúmenes, cuidando la salud de clientes y empleados, vamos a poder sacar la presión que hay sobre el sistema bancario y los pocos locales abiertos».

También recordó que la red cuenta con 1.500 puntos en los que se puede realizar el retiro de efecto con tarjeta de débito, lo que permitiría a muchos clientes no tener que ir a cajeros automáticos de los bancos.