Muy duros conceptos tuvo Sergio Berni frente a la intención judicial en la provincia de dejar en libertad mas de 2.000 presos. «Yo soy el Ministro de Seguridad, estoy en contra y lo expreso», dijo Berni, que le atribuyó al Gobernador la misma opinión.
El creciente debate respecto de los beneficios procesales que se otorgan a presos localizados en las cárceles bonaerenses, con la idea de evitar una crisis sanitaria en el Servicio Penitenciario a partir del contagio de COVID 19, alcanzó al ministro de Seguridad, Sergio Berni, que se manifestó tajantemente por la negativa.
Berni ya había adelantado que si era por él «no salía ningún recluso» y en las últimas horas volvió a cargar en ese sentido. «Masacre es la que tenemos todos los años en la provincia de Buenos Aires cuando los delincuentes matan a mil bonaerenses. Esas son verdaderas masacres», declaró.
En ese sentido, comparó los riesgos que corren «médicos que están en la primera línea en terapia intensiva» a «los policías que trabajamos las 24 horas desde hace 37 días sin saber muy bien cómo funcionaba” y «a los funcionarios para sentenciar. si nosotros y los médicos lo podemos hacer, también lo pueden hacer los presos».
Consultado respecto de la posición del gobernador Axel Kicillof al respecto, Berni no dudó en atribuirle una similar a la propia. «No creo que (las prisiones domiciliarias) sea lo que quiere el gobernador de la provincia de Buenos Aires. Yo soy el ministro de Seguridad, estoy en contra y lo expreso» sentenció.