El comandante Mayor de Defensa Civil provincial Julio Hoffmann, volvió a hacer hincapié en los difíciles momentos que vive el país y la necesidad de contar con una ‘Defensa Civil’: «Como ex integrante de Defensa Civil considero de gran importancia para las instituciones escolares, para la sociedad en general la presencia de los niños ya que ellos son el futuro de nuestra patria»
«Se debe aprovechar la vitalidad de estos jóvenes -agrega- su energía, sus deseos de adquirir nuevos conocimientos para así inculcar en ellos la virtud de ser útiles a los demás, despertando desde sus primeros años un bien cimentado espíritu de solidaridad social, que los convertirá en buenos ciuda-danos y Líderes voluntarios».
Hoffmann apuntó asimismo que «Son Líderes los niños y niñas mayores de siete años y menores de catorce años, que reciben de la Defensa Civil los principios básicos de su filosofía y sirven de semillero para des-pertar en un futuro su verdadero interés para incorporarse como Líder Voluntario, Líder Juvenil, Líder Operativo o Líder Asesor»..
Y puntualiza: «Los Líderes Voluntarios se preparan y forman en un ambiente sano con base en los valores y principios éticos del ser humano como son el respeto, compromiso, disciplina, lealtad, solidaridad, honestidad y servicio a la comunidad, les enseña la filosofía de la Defensa Civil, los símbolos patrios, Himno Nacional y nuestras marchas patrias los instruye en el manejo de situa-ciones de control, sin que esto conlleve un riesgo para ellos».
El Cte. Mayor indica que «Aprenden lo básico de la evacuación de una escuela, sin dejar de lado su capacitación escolar. Es de destacar en ellos el amor por la institución, su compromiso, interés por aprender y ser buenos ciudadanos, el liderazgo y la dis-ciplina que han permitido que sobresalgan y se genere una mayor vinculación de niños y niñas Líderes de la Defen-sa Civil Argen-tina».
Y cierra planteando que: «Cuando daba la capacitación en las escuelas nombraba un protector del extintor y le colocaba un escudo de Defensa Civil ese niño sentía el orgullo y responsabilidad sobre ese extintor y ese insignificante acto le abría el camino de la responsabilidad y el orgullo de mostrar su escudo y ser útil a sus pares y a la comunidad» dijo Hoffmann.Hoffmann