El Centro Comercial e Industrial de Berazategui, que preside Alberto Bloise, envió un documento al Centro de Martilleros y Corredores Públicos de Berazategui. a efectos de interceder por el grave problema de los comercios cerrados y el reclamo de cobro de alquileres que -obviamente- se ha suscitado entre las partes.

La nota fue dirigida a la presidente del Centro de Martilleros y Corredores Públicos de Berazategui, Lidia Buffevant, a quien refieren; «Como ustedes saben, a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia del COVID-19 y la declaración del aislamiento social preventivo y obligatorio de fecha 19 de marzo, lo que implicó el cierre abrupto de los locales comerciales, sumado a la difícil situación que venía atravesando la economía de nuestro país desde hace muchos meses a la fecha, es que desde el inicio del aislamiento social preventivo este Centro Comercial e Industrial de Berazategui se ha abocado exclusivamente a escuchar y recepcionar las necesidades de sus miembros en miras a aportar herramientas y soluciones que permitan minimizar los daños».

«En ese sentido hemos iniciando y mantenemos diversas gestiones en representación de todos los comerciantes junto a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA)» destaca el documento.

Asimismo, el CCIB puntualiza que «Debemos buscar alternativas para sostener los compromisos que en condiciones normales cada uno de los miembros ha asumido, entendiendo que la imprevisibilidad y excepcionalidad que nos impone esta crisis, tornan imposible el cumplimiento del pago de alquileres, salarios, impuestos, mercadería, etc. En ese marco, es que nos dirigimos a Uds. representando a todos los comerciantes del partido de Berazategui que alquilan sus locales, invitándolos a generar un marco abierto de diálogo de manera directa con cada uno de los locatarios tendiente a adoptar medidas paliativas teniendo en cuenta que a la fecha los locales que permanecieron cerrados han cumplido sus primeros 30 días sin ningún tipo de ingresos, pese a que se han ido devengando todos los costos fijos. Y teniendo en cuenta que la ampliación de rubros exceptuados que hoy pueden trabajar solo bajo la modalidad delivery/venta on-line están solo al 20% / 30% de su facturación en el mejor de los casos, es que solicitamos su colaboración para que toda la actividad comercial pueda seguir de pie luego de la pandemia por lo que se torna imprescindible llegar a acuerdos entre las partes para amortiguar juntos este gran impacto económico».

«Hemos relevado durante todos estos días que la mayoría de los comerciantes no cuentan con dinero suficiente para hacer frente a todos estos gastos, tampoco con ayuda efectiva a nivel financiero ni de las entidades bancarias con las que operan habitualmente, ni del Estado. Lo que sella la suerte de su continuidad comercial ya que las mejores intenciones se terminan cuando se termina el dinero. Sabemos que todos estamos con serias dificultades, pero aspiramos a buscar estrategias comprensivas que nos permitan resistir JUNTOS el embate de esta coyuntura y reponernos tan pronto como ser posible. No queremos locales vacíos ni perdidas de fuentes de trabajo» cierran, y firman Alberto Bloise presidente, y Franco Fullone, secretario, ambos del Centro Comercial de Berazategui.