No es un secreto para nadie que alAdolfo R. del hachecedé, le dan escritos los espiches que tiene que parlotear durante las sesiones. Lo saben propios y ajenos.
Ahora, parece que cada vez mas se hace una galleta de palabras porque -aseguran- se ahoga con las ‘zetas’ pero… ¿de que ‘zetas’ se habla?
Es que los discursos -y ‘tips’ como se les dice ahora- se los redacta El Gran Mal-vino, apuestan por ahí…