Cada vez mas indignación se ve en los sectores mas necesitados de la sociedad berazateguense, que observa impávida el crecimiento de poder que le van entregando al discutidísimo jefe del ‘Movimiento Evita’ de Berazategui, actual subsecretario de no se sabe bien que del municipio local, Matías Aguirre.
Maneja fortunas, maneja toneladas de alimentos, tira jamones a la basura, quiere que los rempadronamientos que deben hacerse en el municipio se haga en su local de la 14 para afiliarlos a su agrupación y poder cobrarles una cuota, y mucho mas.
Desde Desarrollo Social de la Nación, donde dicen que a Pérsico cada vez lo quieren menos, en vez de darle el manejo de planes y subsidios a la intendencia, se los dan a él, y encima -dicen- iría a trabajar a dicho ministerio de la 9 de Julio y Belgrano.
Sucia. Muy sucia es la política muchachos…